Going clean in 10 easy steps

Actualizado: ago 10

“To fall in love with yourself is the first secret to happiness”

- Robert Morely


La felicidad comienza desde dentro. Un cuerpo y una mente sana son el principio de una vida plena. Como dicen por ahí, somos los que comemos, lo que leemos y de quienes nos rodeamos. Muchas veces no somos conscientes de la importancia no solo de cuidar de nuestra salud sino del entorno en el que nos movemos, del aire que respiramos, de las horas que dormimos y cuánto trabajamos.



Es inconcebible como no siempre somos conscientes de la importancia de cuidar de nuestra salud. Cuando vamos llegando a cierta edad, nuestra atención se centra en cómo vernos más jóvenes pero no en cómo comenzar a envejecer saludablemente. Hoy sabemos que los años que tenemos son menos relevantes y que lo que determina nuestra juventud es nuestro estilo de vida. El envejecimiento de nuestras células y el deterioro de la salud física y cognitiva depende de la calidad de nuestra alimentación y de la cantidad de actividad física y mental, así como la calidad de nuestras relaciones con otros. Yo misma, antes de todo esto, quería una receta fácil para adelgazar y verme linda, hasta que entendí que el cambio debía de venir de adentro, que la belleza exterior guarda una correlación con la felicidad y el bienestar interior.


Quizás lo que más influyó en mí para buscar tener una vida más saludable fue el no querer exponer a mi familia de nuevo a estar en un hospital o volver a ver a uno de mis hijos tan vulnerable. Me di cuenta que previniendo podía controlar mejor el que no nos enfermamos ya que esto era lo único que realmente estaba en mis manos. Fue así que comencé a limpiar mi hogar de químicos, perfumes, comida dañina e inicié un camino hacia una vida saludable. Realicé un plan que al día de hoy me ha funcionado y cambié radicalmente la forma en que nos alimentamos, limpiamos, la ropa que compramos y los productos que usamos.


Mente

Lo primero que cambié fue mi forma de pensar. Mi forma de hacerlo fue hacer todo lo que siempre había tenido miedo de hacer y trabajé en entenderme, en escribir para dejar ir todos los pensamientos y sentimientos revoloteando en mi interior y empezar con un cambio pequeño pero sustancial. En mi había un anhelo fuerte de comprender la vida y a Dios y empecé a ver canales de crecimiento interior y creadores de conciencia. Empecé a despertar a una nueva realidad que me fascinaba: encontrar a Dios a otro nivel y esto me llevó a dejar de buscar afuera y comenzar a buscar adentro. Comencé meditar, a respirar y saber que yo era la propia creadora de mi mundo. El app Calm fue uno de mis mayores aliados para empezar a meditar día a día en medio de mi nueva rutina al lado de tres niños pequeños.

Cuerpo

El primer año después de Martín me enfoque en adelgazar y comer comida saludable pero no había tenido tiempo ni espacio para hacer ejercicio. Decidí entonces meterme a crossfit y cambiar de forma radical mi dieta. Mi misión principal era quitarle todo lo dañino y no saludable a mi cuerpo. Después de la primeras dos semanas todo fue más fácil y junto a mis hijos dejamos atrás lácteos y azúcares y pasamos a comer comida de verdad. Mis hijos pelearon al principio pero pronto se acostumbraron. El cambio que sentimos en nuestro cuerpo fue maravilloso. Sentí como mi cuerpo se limpiaba y por primera vez en mucho tiempo me sentí joven, saludable y fuerte. Mi rostro se limpió y empecé a dejar de usar maquillaje porque lo saludable se notaba en ella. Mis ojos se volvieron más fuertes y brillantes, mi cuerpo empezó a regresar a la forma de su juventud y mi alma vibraba feliz de regreso.


Rostro

Al no tener que usar tanto maquillaje y notar un cambio drástico en ella decidí tirar y cambiar todos los productos que usaba anteriormente. Adiós a las cremas costosas que prometen verse joven pero que al leer las etiquetas muestran estar llenas de químicos. Las cambié por cremas hechas de productos naturales e idealmente veganas. Descubrí cremas y productos maravillosos que ahora no cambio por nada del mundo.





Piel

Otra de las cosas que cambié fue dejar de bañarme todos los días y escoger bien el jabón con el que me bañaba. El saber exfoliar e hidratar la piel de forma correcta son claves para que tus poros estén abiertos y tu piel luzca brillante. Sobre esto la crema vegana que encontré me fascina y con ella he encontrado el complemento perfecto para sentirme femenina. En las noches, en cambio, el aceite de coco es mi mejor aliado para amanecer con una piel hidratada y sana.


Cabello

Los productos veganos que encontré fueron maravillosos y ya no necesito peinarme en el salón todas las semanas como lo hacía en Guatemala. Ahora tengo un cabello más sedoso y manejable, más hidratado y con menos frizz. ¡Todo sin químicos ni sulfatos!



Supplements

Por último, pero quizás lo más importante, es que empecé a tomar los suplementos necesarios para lucir joven, sana y nutrir a mi cuerpo para estar fuerte.



Casa

Mi casa se transformó en un santuario natural lleno de aceites esenciales y sprays de aromas naturales que junto a fuentes de agua y música calmada la convirtieron en mi lugar favorito.


Sexo

Increíblemente pero hasta este tipo de productos deben ser hechos a base de plantas o productos naturales y estos ayudan a que sean increíblemente fáciles de usar y jugar con ellos. Toda la línea femenina debe ser orgánica y hecha de algodón natural.


Amigos

Menos es más. Siempre en la vida. Pero en amistades todavía lo es más. A mí no me gusta estar alrededor de mujeres que hablan de otras mujeres y esto es una característica de mis viejas amigas. Me gusta hablar de sus sueños, anhelos y tener pláticas que van más allá de los lugares comunes. Me gusta estar con aquellas que te aplauden en tus logros, a las que te regañan cuando haces algo mal, pero sobre todo a las que están ahí para tí y para escucharte en los días negros de tu vida. ¡Hasta en esto me volví vegana! :)

13 vistas

ASK GABY

Suscríbete

Al suscribirte recibirás ofertas, promociones y contenido de interés. Puedes darte de baja en cualquier momento.

Ir a los Journals

 

gabriela camacho

andrea villacorta

coming soon:

mónica niederheitmann